Loading...

Los datos, los activos más valiosos

Por Brian Cassin, CEO de Experian

La crisis de la Covid-19 llegó sin previo aviso. En este contexto, los gobiernos, los sistemas de salud y las empresas han luchado para hacer frente a la devastadora velocidad de su capilaridad.

Nuestro mundo interconectado y globalizado proporcionó las vías para que el virus se convirtiera rápidamente en una pandemia mundial.

Además de unas mejores condiciones de vida y unas poblaciones más sanas en 2020, la integración mundial que impulsó la propagación de la Covid-19 también será fundamental para ayudarnos a discurrir a través de la pandemia.

Concretamente, los datos y la tecnología han sido vitales para ayudarnos a hacer frente a esta crisis. A medida que el virus se extendió por todo el mundo, fueron los datos los que marcaron su camino, dando un sistema de alerta temprana a los países que le seguían. Los datos nos están ayudando actualmente a preparar nuestros hospitales y sistemas sanitarios para hacer frente a la situación, además de contar la historia del impacto de la Covid-19 en cada localidad.  Y es que combinados con el buen juicio y el conocimiento de un experto, los datos nos dan las materias primas para planificar nuestras acciones y después ser capaces de juzgar los resultados.

En el Reino Unido, las autoridades locales y las principales organizaciones benéficas están utilizando una nueva herramienta de mapeo de datos para identificar las zonas con mayor concentración de grupos vulnerables.  La herramienta toma datos anónimos y los analiza para crear información modelizada para cuantificar los hogares que requieren apoyo a nivel geográfico. La información se utiliza para poner de relieve grupos como los que pueden vivir solos, personas mayores que viven solas y otras que puedan tener una mala o incluso inexistente conexión a Internet, lo que les impide comprar productos o servicios online. Y es que, por ejemplo, los datos pueden ayudar a los bancos de alimentos a identificar las zonas en que puede haber personas u hogares que necesiten su ayuda. Además, los hospitales del NHS están usando datos y modelos avanzados para pronosticar la demanda de camas, atención médica y PPE.

A medida que se desarrolló la crisis sanitaria, vimos una acción decisiva de los gobiernos y bancos centrales de todo el mundo para proteger a millones de personas y empresas. Más que nunca, esas acciones debían basarse en datos claros y precisos para garantizar que se dirigen a los grupos que más ayuda necesitan.

En el Reino Unido, el Tesoro está utilizando datos para apoyar a las empresas. Reciben informes semanales que los actualizan sobre las tendencias del mercado crediticio para ayudar a comprender si los planes de apoyo del gobierno están llegando a las empresas, y, lo que es más importante, para realizar cambios que garanticen que las empresas están recibiendo el dinero que necesitan.

Estos tiempos inusuales han dado como resultado que muchas personas no puedan pagar las facturas mensuales. Las agencias de referencia crediticia del Reino Unido han acordado que aquellos que han solicitado una moratoria de pago con su entidad financiera tendrán sus archivos de crédito protegidos.

Los datos también ayudarán a las pymes a medida que empecemos a salir de la crisis. Comprender cómo conectarse mejor con los clientes potenciales permitirá a las pequeñas y medias empresas ser más ágiles en entornos de rápido movimiento. Ayudará a salvar puestos de trabajo, permitirá a las familias pagar sus facturas y apoyar la economía.

Experian y otras empresas tecnológicas seguirán desempeñando un papel esencial en el apoyo a los gobiernos, hospitales, comunidades y empresas para hacer frente a esta crisis. Debemos permanecer atentos y vigilantes en el uso de la tecnología y los datos en las semanas y meses venideros. La forma en que recogemos, compartimos y analizamos los datos debe hacerse de manera responsable y los datos deben ser vistos como parte de la solución, no como parte del problema.

Hay quienes han expresado cierta ansiedad por el avance de la ciencia de los datos. En mi opinión, esta crisis ha demostrado de la manera más clara posible que, administrados adecuadamente y con cuidado para proteger la privacidad individual, los datos pueden ser una fuerza para el bien, en el corazón de nuestra economía.

* Traducción del artículo de opinión del CEO Global de Experian, Brian Cassin