Loading...

Un Festival Inspirador

Un año más, el aclamado evento de IAB, Inspirational Festival, ha reunido a los profesionales del marketing, publicidad, tecnologías de la comunicación y big data bajo el techo del famoso Círculo de Bellas Artes, situado en pleno corazón de Madrid.

Este evento, además de ofrecer una gran oportunidad de networking, también facilita una visión holística de la industria, extraída a partir de distintos y variados puntos de vista. Se ha hablado mucho de datos y de la enorme cantidad de información que se maneja hoy en día.

Es un hecho irrefutable que el volumen de datos en la actualidad no hace más que crecer y cada vez a un ritmo mayor. Con la llegada del 5G y la promesa de poner fin a la latencia, se abrirán las puertas para la revolución del internet de las cosas, la cantidad de información generada se multiplicará de manera exponencial.

Mientras tanto, las organizaciones se enfrentan día a día a los problemas del presente, cuya solución reside en saber aprovechar y transmitir el valor que ofrece una buena gestión de la información y el conocimiento. Los datos necesitan ser procesados, analizados e interpretados correctamente para aportar valor. Es fundamental saber identificar qué datos se necesitan, para qué se necesitan y qué finalidad o resultados se esperan conseguir a partir de su tratamiento.

A esto se suma el cada vez mayor protagonismo de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. La inteligencia artificial abarca disciplinas como pueden ser la búsqueda por voz, la generación de contenido, los chats bots o el reconocimiento facial. Por otra parte, machine learning es de gran utilidad a la hora de desarrollar modelos de propensión o la optimización de procesos automáticos, como pueden ser programmatic bidding, lead scoring, personalización web/app o la automatización del marketing. Estas tecnologías, que se alimentan con datos, nos ayudan a optimizar procesos, servicios y tomas de decisiones. Tanto es así, que más de un ponente ha explicado el papel que juegan IA, ML y la modelización a la hora de desarrollar una estrategia moderna y orientada al consumidor.

Para tomar decisiones informadas, es cada vez más importante el rol de otra de las disciplinas del dato, también relacionada intrínsecamente con IA y ML. La analítica. La analítica descriptiva sirve para explicar qué ha pasado. La analítica diagnóstica explica por qué ha pasado. La analítica predictiva, como su propio nombre indica, es útil para predecir qué puede suceder y la analítica prescriptiva ayuda a tomar decisiones basadas en forecasts.

Puede parecer difícil gestionar tanta información en paralelo, pero la realidad es que, a la hora de tomar decisiones, desarrollar e implementar estrategias de negocio y ofrecer a los clientes una experiencia personalizada, la información es poder. Pongamos como ejemplo el clásico embudo de compra/venta. En la parte superior del embudo, comúnmente conocida como fase de alcance y notoriedad, podemos encontrar hoy en día elementos como las búsquedas por voz, o la generación de contenido, basados en la inteligencia artificial. También se utilizan estratégicamente modelos de propensión, herramientas de lead scoring o técnicas de analítica predictiva en mid funnel; chat bots y personalización de webs y apps durante la fase de conversión y finalmente hacer uso del reconocimiento facial, permitiendo a la IA aprovechar las comodidades que ofrece la automatización del marketing para fomentar el engagement y la fidelización.

Lo cierto y verdad es que hoy en día son muchas las fuentes de datos existentes y también muchos los usos reales y potenciales que la tecnología pone a nuestro alcance. Por eso es importante saber, primero, identificar las fuentes de información y datos que posteriormente serán analizadas. En segundo lugar, tener la capacidad de analizar y procesar los datos para tomar decisiones inteligentes y, por último, pero no menos importante, utilizar la creatividad más allá de lo posible. Lo único que sigue siendo igual en esta industria es la dificultad que implica saber aprovechar las oportunidades que ofrece un mercado cuya naturaleza es el cambio constante.