Loading...

Publicidad programática

La publicidad programática ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos años. Distintas fuentes, como Zenith Vigia o IAB confirman que la inversión publicitaria en publicidad programática superaba en 2018 el 20% del total. Este crecimiento se alimenta de la creciente confianza que están depositando anunciantes y soportes en una tecnología que les ayuda a llevar a cabo campañas mucho más eficientes y personalizadas. Por otra parte, los anunciantes de los sectores que más invierten en publicidad programática son automoción, seguido por viajes y turismo, retail, finanzas y telecomunicaciones. Según las previsiones del Programmatic Marketing Forecasts de Zenith, el 65% de todo el dinero invertido en publicidad en medios digitales en 2019 se comercializará programáticamente.

Son muchos los beneficios que ofrece la programática a la publicidad digital. Abre las puertas a la personalización de los anuncios, a impactar con contenidos relevantes en el momento más oportuno a un target muy específico. Permite llevar a cabo optimizaciones fundamentadas en datos concretos y medibles y también medir la efectividad en base al retorno de la inversión. Programática no solo es útil para la publicidad a la hora de hacer branding, también para campañas enfocadas en resultados.

En el V Foro de Programática, un evento organizado por La Publicidad, que tuvo lugar el día 30 de abril, se han reunido un año más muchos de los principales players del sector, buscando la foto que defina el estado de la industria y el tanteo del futuro más inmediato de la publicidad programática.

La cualificación de audiencias es cada día una realidad más consolidada. Una realidad que cobra cada día mayor peso en publicidad, marketing y ventas, porque permite a las marcas optimizar distintas estrategias y tomar decisiones apoyándose en un conocimiento e insights cada vez más nutridos sobre sus clientes.

Sin embargo, no es suficiente con hacer un excelente uso del dato para llegar a las audiencias más concretas y los mercados más nicho si la marca transmite un mensaje vacío. La importancia de cuidar y promover la creatividad sigue siendo una obligación, quizás, una necesidad más que nunca, ya que la saturación de contenidos a la que se exponen los usuarios es también la más elevada de la historia. Es por eso que los anunciantes deben saber aprovechar los distintos canales a su disposición para poder contactar con su audiencia de la forma más efectiva.

Cada vez existe más variedad en los canales de comunicación y los procesos están cada día más automatizados. Sin ir más lejos, la televisión, que sigue siendo una canal muy importante y tradicional, está ya empezando su transformación y la programática será el principal motor del cambio a nivel publicitario. Por no decir la cantidad de terreno que le han ganado a la televisión tradicional los nuevos soportes que ofrecen contenido bajo demanda al usuario.

La importancia que ha cobrado el brand safety, se refleja en el aumento de la confianza en la publicidad programática por parte de anunciantes y soportes. Poder apoyar el posicionamiento de un anunciante con una estrategia cuidada y detallista, con la forma de impactar a su público objetivo, está despertando el interés de cada vez más y más empresas, que ven una gran oportunidad en la evangelización que están llevando a cabo los grandes players de esta industria. Y no solo se está demostrando la efectividad de la programática en los formatos display y vídeo de siempre. Son ya muchas las expectativas puestas en la programática en exterior (DOOH) y si cabe, más todavía en la aplicación programática en televisión. La forma de consumo está cambiando más rápido que nunca y para confirmarlo no hace falta más que pensar en cómo eran nuestros hábitos de consumo, de información y de comunicación de hace veinte, diez, cinco o dos años.

La automatización es un proceso imparable que está permitiendo comunicar el mensaje adecuado al usuario adecuado en el momento adecuado, de forma automática y cada vez más óptima gracias al desarrollo tecnológico de nuestros días.