Loading...

El verdadero impacto del fraude

Hoy el impacto del fraude online en el sector financiero es innegable. Cada año, el fraude online y el robo de identidad digital causan pérdidas en millones para el sector financiero, sin mencionar el comercio electrónico o las telecomunicaciones.

Según datos provenientes de Reino Unido, una de cada diez personas fue víctima de robo o delito en línea. En otras palabras, es veinte veces más probable que te roben mientras estás frente a tu computadora que caminando por la calle.

Se suma a esto el aumento en el uso de teléfonos móviles para transacciones financieras y compras online. El robo de identidad representa el 95% de los ataques, y es uno de los delitos cibernéticos más comunes junto con el phishing y la piratería informática.

¿Qué supone esto para el sector financiero? ¿Cómo afecta el fraude online a la banca digital y al sector FinTech?

  1. Los problemas de seguridad afectan directamente a la reputación de la compañía, y este factor es especialmente crítico para FinTech, que debe competir con la reputación de los bancos tradicionales y que afecta directamente a la obtención de nuevos clientes.
  1. El fraude en línea se percibe como una violación de la seguridad de la información personal y financiera, lo que provoca la pérdida de clientes, que buscan instituciones que puedan ofrecerles más garantías. Incluso en el caso de que el cliente no se haya perdido por completo, las ventas cruzadas con estas cuentas pueden verse afectadas, reduciendo la actividad con la institución al mínimo requerido.
  1. Se requieren auditorías de seguridad para todas las compañías que almacenan datos clasificados bajo LOPD [Ley Orgánica de Datos Personales] con un nivel de seguridad medio o alto. Para las instituciones financieras se debe realizar una auditoría cada dos años.
  1. Todo lo anterior, directa o indirectamente, lleva a la pérdida de ingresos, afectando de alguna manera la utilidad o pérdida de la institución. Para las grandes instituciones financieras, esta pérdida puede ser más o menos absorbida, pero en el caso de FinTech, la pérdida puede determinar el futuro de la empresa.

A modo de conclusión podemos decir que el fraude online tiene un impacto en el sector financiero que va mucho más allá de la pérdida de ingresos, ya que los efectos de menores ingresos debido a la pérdida de reputación y confianza se manifiestan a corto, mediano y largo plazo a partir del momento en que ocurre el incidente de fraude.