Loading...

Lo último sobre PII en la Dark Web

Todos los días, delincuentes cibernéticos compran y venden credenciales robadas de consumidores y empresas en la Dark Web. Aunque alguna vez ésta se percibió como un lugar inaccesible para la mayoría de los ciudadanos, la Dark Web de hoy está muy al alcance de la mano. Los individuos más jóvenes pueden acceder a la Dark Web y participar en el comercio clandestino con unos pocos clics.

La Dark Web ahora se parece, de muchas maneras, a cualquier otro comercio online. Hay anuncios publicitarios, páginas de redes sociales e incluso tutoriales de YouTube fáciles de usar para ayudar a guiar a los delincuentes en sus actividades. Sin mucho esfuerzo o habilidad técnica, los delincuentes cibernéticos pueden acceder a información de identificación personal (PII), cuentas de usuarios y malware para organizar fácilmente los ataques.

Adam Tyler, CIO en Experian Partner Solutions, ha tenido la oportunidad de explicar el funcionamiento de estos mercados subterráneos en conferencias como South by Southwest. A menudo a la gente le sorprende que la información confidencial se esté vendiendo a un precio muy bajo en la Dark Web. Por ejemplo, los números de la Seguridad Social, las cuentas de correo electrónico como Gmail y Yahoo, las cuentas de Uber y las cuentas de Netflix se venden en la Dark Web por un dólar.

Si bien es una realidad un tanto aterradora, los consumidores y las empresas pueden tomar medidas para reducir significativamente el riesgo de que su información termine en la Dark Web. Al crear contraseñas largas, sólidas y únicas en todas las cuentas, aprovechando las actualizaciones de software a medida que están disponibles en todos los dispositivos y obteniendo la ayuda de un servicio de monitoreo de terceros, los consumidores y las empresas pueden estar un paso por delante de estas crecientes amenazas.