Loading...

¿Está tu empresa preparada para el RGPD?

¿Está tu empresa preparada para el RGPD?

La aplicación de la nueva normativa europea en materia de protección de datos fue objeto de discusión en la mesa redonda organizada por Expansión en la que participó Paola Redecilla, Compliance Officer de Experian España. Se debatió acerca del estado de preparación de las organizaciones frente al nuevo reglamento, dudas sobre las sanciones, así como la implicación de todos los departamentos para la correcta aplicación de la nueva ley.

El diario económico Expansión organizó el pasado 19 de diciembre de 2017 una mesa redonda con motivo de la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) el próximo 25 de mayo de 2018.

Acudieron expertos en la materia: Paola Redecilla, Compliance Officer en Experian España, Rafael García, Jefe del área de internacional de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Rosa Rodríguez, Directora de la asesoría jurídica de Securitas Direct, Francesc Vallés, Responsable de regulatorio y asuntos públicos de Hill+Knowlton y Raúl Pérez García, Global pre-sales manager de Panda Security.

Se debatió sobre temas muy interesantes, como el hecho de que, a pesar de haber dispuesto de dos años de margen para adecuarse a la nueva norma, muchas empresas aún no han hecho “los deberes” y han dejado todo para el último momento, con los consecuentes problemas que de ello pueden derivar. Y es que las modificaciones necesarias suponen una importante labor para lograr una correcta adaptación. De hecho, en Experian, tal como apuntó Paola Redecilla, a pesar de haber iniciado los cambios desde el primer momento aún queda mucho camino por hacer.

La nueva normativa europea introduce cambios muy importantes y los participantes de la mesa redonda coincidieron en la necesidad del apoyo de los directivos para la correcta aplicación, así como la implicación y complicidad por parte de todos los integrantes de la organización. En este sentido, Paola Redecilla afirma que “sólo existe una manera de avanzar en la buena dirección y esa es contar con la implicación de todos los departamentos de la compañía”.

Otro aspecto en común fue el de la falta de la claridad sobre las sanciones en caso de incumplimiento. Paola Redecilla comentaba que “el sistema sancionador del RGPD es incomparable con otras normas, y genera un nerviosismo elevado porque se desconoce cuál será el criterio empleado para multas, teniendo en cuenta la ambigüedad del texto legal

También se resaltó la idea de que es un error contemplar el RGPD como un obstáculo, ya que permitirá aunar y minimizar los datos que actualmente están desperdigados, al tiempo que las empresas podrán conocer en profundidad los datos de que disponen. El nuevo Reglamento permitirá así generar valor y nuevas oportunidades.